Andropausia

¿Qué es?

La andropausia es la disminución en la producción de la testosterona masculina y es frecuente en hombres entre fines de los 40 y 55 años de edad. La testosterona es una hormona producida principalmente en los testículos y en las glándulas suprarrenales. Cumple funciones similares a las que cumplen los estrógenos en la mujer.

La andropausia es definida como un síndrome caracterizado por síntomas y signos atribuirles a una disponibilidad reducida de andrógenos que ocurre en el hombre relacionado con el envejecimiento. Sin embargo, muchas de las manifestaciones clínicas de la “andropausia “pueden ser atribuibles a un descenso en la producción de otras hormonas como la GH, IGHF1, DHEA,
DHEA-S y melatonina (6-9).

Causas

La causa más frecuente está relacionada con la edad. Otros factores que aceleran la andropausia son:

  1. Factores ambientales
  2. Estilos de vida: Alcoholismo, tabaquismo, falta de ejercicio,
    mala alimentación estrés físico y psicológico, consumo de
    drogas, etc.
  3. Factores hereditarios
  4. Deficiencia hormonales
  5. Enfermedades crónicas

Síntomas

A diferencia de la menopausia en la mujer, el proceso andropáusico es de comienzo insidioso, de progresión lenta y se experimentan síntomas físicos y psicológicos como resultado de estos niveles bajos. Esta caracterizado por:

  1. Disminución en el deseo sexual y de la calidad de las erecciones.
  2. Cambios en el humor, con disminución de la actividad intelectual y de la orientación espacial, fatiga, depresión e irritabilidad.
  3. Disminución de la masa magra asociado con pérdida de volumen y fuerza muscular.
  4. Disminución del vello corporal
  5. Aumento de la grasa visceral
  6. Episodios de sudoración
  7. Insomnio
  8. Nerviosismo
  9. Síntomas depresivos
  10. Perdida de energía

Estas características, que no es necesario que estén todas presentes, acompañadas con un nivel bajo andrógenos definen el síndrome. Las complicaciones asociadas con la andropausia incluyen un mayor riesgo de problemas cardiovasculares y la osteoporosis.

Fuente: Sociedad Argentina de andrología