Lactancia

La lactancia materna es la mejor forma de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable. Es reconocida como la forma óptima de alimentación temprana, por la cantidad de beneficios sobre la salud de las mujeres y los niños, tanto a corto como a largo plazo.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 año o más.

La leche materna es muy importante porque es la más segura e higiénica ya que el niño la toma directamente de su mama. Está disponible a toda hora y en cualquier lugar. Favorece y fortalece la relación de afecto entre la mama y él bebe y contribuye al desarrollo de niños capaces, seguros y emocionalmente estables. A través de su leche, la mama le transmite al bebe anticuerpos que lo protege contra enfermedades más comunes hasta que sea capaz de formar sus propias defensas.

Ventajas de la lactancia materna para él bebe:
La leche materna proporciona nutrientes de alta calidad que él bebe absorbe fácilmente y utiliza con eficacia. También, contiene toda el agua que él bebe necesita. Es un fluido cambiante, que se adapta a las necesidades del bebe. La composición de la leche depende de la edad gestacional, de la fase de lactancia, y del momento de la mamada.
Los cambios de sabor se dan según la alimentación de la madre y preparan al niño para aceptar variedad de alimentos. Esto quiere decir, que la variedad de sabores que recibe él bebe en la leche materna lo prepara mejor para aceptar los diferentes sabores de la comida sólida.

Inmunidad: Protege al lactante contra infecciones por su contenido en células, factores antinflamatorios, factores específicos, anti- bacterianos, antivíricos, y por naturaleza interactiva de las inmunoglobulinas.

Ventajas de la lactancia maternal para la madre:
Ayuda a la madre a recuperar su peso, también reduce la hemorragia postparto y acelera la recuperación del útero debido a liberación de la oxitócica durante la lactancia.

Desde el punto de vista psicológico la experiencia de amamantar es una vivencia que le permite a la madre compartir con el hijo momentos de placer y bienestar, haciendo que sea más intenso el vínculo afectivo con su bebe.

Medicamentos

Cuando una madre necesita ingerir medicamentos durante el periodo de lactancia el equipo de salud es el responsable de aconsejarle el camino a seguir para no interferir en los beneficios de la lactancia materna.

El niño satisfecho Se puede reconocer que un niño está satisfecho cuando:
• Se alimenta por lo menos 8 veces por día (al principio hasta
12 o 16 veces).
• Cambia el ritmo de succión durante una comida.
• Se puede oír u observar cómo deglute la leche al succionar.
• Moja por lo menos seis pañales al día, tomando sólo pecho.
• Hace por lo menos tres deposiciones diarias (luego del segundo mes, las deposiciones pueden ser menos frecuentes).
• Mantiene un incremento constante de peso de 18 a 30g por
día.
• Bebé con buen tono muscular, alerta, sin signos de adelgazamiento.
• Tiene la boca húmeda y no le huele el aliento a ácido.
• Su piel está sonrosada.
• Los senos de la madre se sienten más blandos luego de amamantar porque el lactante los ha vaciado un poco.