Obesidad infantil

La obesidad en los niños

¿Cómo sé si mi hijo tiene sobrepeso o está obeso?
Su médico se lo dirá. Lo que hará será medir la altura y el peso de su hijo y usar esas mediciones para calcular un número llamado “índice de masa corporal ” o IMC, que es una simple cuenta (peso/altura2). Su médico usará el IMC de su hijo y le dirá si el peso es saludable para su estatura.

¿Por qué es importante que mi hijo tenga un peso saludable?

Es importante tener un peso saludable, ya que los niños que
tienen sobrepeso pueden tener:

• Problemas en el hígado
• Asma. Esta es una enfermedad pulmonar que puede hacer
que sea difícil respirar
• Presión arterial alta
• Dolores en la rodilla o dolor de espalda
• Apnea del sueño. Esta es una condición que hace que las personas dejan de respirar por períodos cortos durante el sueño.

También es importante que su hijo tenga un peso saludable para que le ayude a tener un peso normal en la edad adulta. El exceso de peso en la edad adulta puede llevar a problemas médicos como presión arterial alta, diabetes, los ataques del corazón y algunos tipos de cáncer, entre otros problemas.

¿Qué hace que los niños tengan sobrepeso?

Los niños pueden tener sobrepeso por diferentes razones. Algunos niños simplemente aumentan de peso más fácilmente que otros niños. Estos niños pueden tener sobrepeso por comer demasiado, comer alimentos poco saludables o no hacer suficiente ejercicio. Cuando los niños aumentan de peso muy fácilmente, tienen que trabajar muy duro para llegar y mantenerse en un peso saludable.
Aunque es poco frecuente, algunos medicamentos y condiciones médicas también pueden hacer que los niños aumentan de peso más fácilmente.

¿Cómo puedo ayudar a mi hija pueda llegar a un peso saludable?

Para ayudar a su hijo a llegar a un peso saludable, es necesario
estimularlo a comer alimentos saludables y ser más activo.
Hacer estos cambios de estilo de vida puede ser difícil, especialmente al principio. Evite la comida “chatarra”, esos lugares
de comidas rápidas que tienen muchas grasas y calorías.

Para ayudar a que su hijo comience a hacer cambios de estilo
de vida, piense en los números 5-2-1-0. Cada uno de estos números es sinónimo de una meta que usted puede tratar de llegar a hacer todos los días para ayudar a su hijo a solucionar este problema.

• 5. Haga que su niño coma 5 porciones de frutas o verduras cada día. Frutas y verduras congeladas cuentan para la meta, pero el jugo de fruta no. Una porción es generalmente 1 fruta (como una manzana o banana) o ½ taza de verduras. Si a su hijo no le gustan las verduras o frutas, comience lentamente.

Comer estos alimentos usted mismo para dar un buen ejemplo

• 2. Limite ” tiempo de pantalla ” de su hijo a 2 horas o menos
cada día. El tiempo de pantalla incluye ver televisión, jugar videojuegos o usar la computadora.
• Pídale a su niño a hacer actividad física durante 1 hora o más
por día. Esto puede ser hacer un deporte, bailar o jugar al aire
libre.
• Su hijo debe tener 0 bebidas azucaradas cada día. Las bebidas azucaradas incluyen gaseosas, bebidas deportivas, y todos
los jugos.

Usted y su hijo pueden no ser capaces de cumplir con todos
estos objetivos al principio, no se preocupe. Elija 1 o 2 de estos
puntos para comenzar. Más tarde, usted puede tratar de cumplir con los demás objetivos.

¿Hay algo más que pueda hacer para ayudar a mi hijo?

Sí. Usted puede:
• Evitar traer alimentos no saludables en su hogar.
Asegurarse de que su hijo duerma lo suficiente. Algunos estudios sugieren que los chicos que no duermen lo suficiente son más propensos a ganar demasiado peso. Los niños menores de 6 años deben dormir 10 a 12 horas por noche. Los mayores deben tener de 8 a 10 horas. Ayuda tener una hora fija para acostarse y para despertarse todos los días, incluso los días que no hay clases.
• Involucre a toda la familia. Haga que todos los miembros de la
familia coman más sano y sean más activos, incluso los que
tienen un peso normal. Trate de hacer actividades físicas en familia.
• Dígale a su hijo que la meta es que él o ella este sano/a y fuerte. Que la manera de estar sano y fuerte es comer alimentos saludables y estar activos.
• Trabaje con el médico. Recuerde el 5-2-1-0. Un nutricionista
puede ayudarle a elegir alimentos saludables y planificar las comidas.